Article Image
Brenda Huang / Senior Staff Illustrator

En Columbia existe un fenómeno conocido como el “sophomore year starter pack,” que se refiere a la tendencia de los estudiantes de segundo año de asumir múltiples posiciones de liderazgo en diferentes organizaciones estudiantiles. Es un fenómeno que conduce a altos niveles de estrés y agotamiento, especialmente cuando uno se involucra en las organizaciones culturales.

Yo no sabia de este fenómeno, aunque sí fui partícipe y víctima de él durante mi segundo año aquí, hasta este semestre (el primer semestre de mi tercer año) cuando lo platicaba con mis amigxs. Mis amistades que ahora están en su cuarto año dejaron de involucrarse tanto en las organizaciones estudiantiles Latinxs hace tiempo. Lxs de mi año, empiezan a dejar sus puestos para que otros puedan asumirlos. ¿Por qué? Pues porque ya estamos cansados.

Aunque fue en estos espacios donde yo pude crear una comunidad y encontrar lxs mejores amiguis posibles, también me he desgastado mucho debido a mi involucramiento en estas actividades. Me pregunto por qué llegué a este punto, por qué llegaron a este punto mis amigxs también.

Me pregunto, ¿cómo le hacemos para que no sea tan desgastante involucrarse en actividades extracurriculares? Porque no cabe duda de que el trabajo es importante para nuestra experiencia en Columbia. Es fundamental para los estudiantes que están por venir, para que sepan que existen espacios para ellxs como Latinxs y estudiantes de primera generación.

Aún así, no sé si podría decir que existe una comunidad Latinx en este campus. Existen muchas organizaciones latinxs, pero cada una opera independientemente y pocas veces colaboran entre sí. Siempre hay muchos eventos y reuniones celebrando distintos aspectos de la cultura Latinx o la historia de distintos países. También hay eventos educativos e informativos con activistas, académicos y periodistas. Otras actividades incluyen comidas en comunidad y study breaks.

No importa que tan grande o pequeño sea un evento o actividad, llevarlo acabo involucra muchísimo trabajo. Desde coordinar los fondos para comprar comida, decoraciones, tech/AV, o encontrar un espacio para el evento—todo lleva mucho trabajo. Muchas veces, las mismas personas se encargan de todas las tareas, y por eso es una labor desgastante. Pero también es algo muy satisfactorio cuando ves el resultado final. Todo este esfuerzo podría ser minimizado si nos pusiéramos a trabajar juntos. También, serían esfuerzos más colaborativos y cohesivos que llevarían a una mejor ejecución de las actividades y crearían un mayor sentido de comunidad.

En vez de enfocarnos solamente en las organizaciones de las que somos parte, nos iría bien pensar un poco más en grande. No me puedo imaginar lo que podríamos lograr si trabajáramos juntos o si en verdad nos apoyáramos.

Hemos crecido en una sociedad muy individualista, en la que querernos es un acto radical. Esta universidad no es muy diferente y a veces nos encontramos en un vacío del que parece que no hay salida. Por eso es tan importante tener una comunidad, pero la comunidad solo funciona cuando damos la cara por lxs que forman parte de esta comunidad.

Yo lo he hecho porque creo en la necesidad de tener un hogar en esta universidad, para pasarla un poco mejor con el apoyo de una comunidad. Y reconozco el esfuerzo de otros estudiantes que han hecho lo mismo (ustedes saben quienes son).

Pero no es solamente nuestro deber. Es la responsabilidad de nosotros como estudiantes abogar por nuestras necesidades y crear espacios que fomenten el sentido de comunidad. Por ende, es el deber de todxs hacer de esta universidad un mejor lugar.

Milagro thanks you for following along with E-Spec-taculo on alternate Mondays.

To respond to this column, or to submit an op-ed, contact opinion@columbiaspectator.com.

Community Stress Sophomore Latinx Spanish
ADVERTISEMENT
Newsletter
Related Stories